Recetas para celebraciones

Ingredientes principales

Leche condensada
Leche Condensada Azucarada, lata de 14 oz
Lata de 14 onzas
Ingredientes
  • Spray antiadherente
  • 1 taza de yogur griego natural, a temperatura del ambiente
  • 1 lata (14 onzas) de Leche Condensada Azucarada LA LECHERA de NESTLÉ
  • 1/4 taza de jugo fresco de limón
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 taza de azúcar granulada
  • Ralladura de limones (aproximadamente 2 cucharadas)
  • 1 taza (2 barras) de mantequilla sin sal, a temperatura del ambiente
  • 4 huevos grandes, a temperatura del ambiente
  • 2 3/4 tazas de harina para pastel
  • 1 1/2 cucharaditas de polvo para hornear
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de soda
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 3/4 taza de azúcar en polvo
  • 2 cucharadas de jugo fresco de limón
  • Ralladura de medio limón

¡HAZLA YA!

Paso 1

Precalienta el horno a 325° F. Engrasa un molde de rosca de 12 tazas con el spray antiadherente y enharinar ligeramente.

Paso 2

Bate el yogur, la leche condensada azucarada, 1/4 taza el jugo de limón y el extracto de vainilla en un tazón mediano.

Paso 3

Bate el azúcar y 2 cucharadas la ralladura en un tazón de batidora grande por unos segundos o hasta que esta fragante. Agrega la mantequilla; batir en velocidad media por unos minutos o hasta que esta cremosa. Agrega los huevos uno a la vez, batiendo bien después de cada adición.

Paso 4

Combina la harina, el polvo para hornear, el bicarbonato de soda y la sal en un tazón grande. Mezclar bien.

Paso 5

Bate alternando la mezcla de harina con la mezcla de yogur en velocidad baja, empezando y terminando con la mezcla de harina. Vierte la masa en el molde preparado.

Paso 6

Hornear durante 65 a 75 minutos o hasta que al insertar un palillo de madera en el centro éste salga limpio. Dejar enfriar en el molde sobre una rejilla por 1 hora. Invierte la rosca sobre una rejilla o un plato para servir para enfriar completamente.

Paso 7

Mezcla el azúcar en polvo, 2 cucharadas el jugo de limón y la ralladura de medio limón en un tazón pequeño hasta completamente suave. Rociar sobre la rosca fría.

Por qué la gente lo ama