Ocasiones

Pan de Plátano con Remolino de Dulce de Leche

Pan de Plátano con Remolino de Dulce de Leche
Dificultad
Fácil
Tiempo de preparación
20 minutos
Tiempo de cocción
60 minutos
Porciones
16 porciones
  • Este delicioso pan de plátano con remolino de dulce de leche es perfecto para la hora del desayuno, como un snack especial en la lonchera o para la hora del cafecito.

Ingredientes principales

Dulce de Leche
Dulce de Leche, lata de 13.4 onzas
Lata de 13.4 onzas
Ingredientes
  • 3 plátanos maduros
  • 2 tazas de harina para todo uso
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 1 cucharadita de bicarbonato de soda
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 3/4 taza de azúcar morena
  • 1/2 taza (1 barra) mantequilla sin sal, a temperatura del ambiente
  • 2 huevos grandes
  • 1 cucharada de aceite vegetal
  • 1/2 taza de Dulce de Leche LA LECHERA de NESTLÉ

¡HAZLA YA!

Paso 1

Precalienta el horno a 350° F. Engrasa un molde para pan de 9 x 5 pulgadas.

Paso 2

Machaca los plátanos en un tazón pequeño.

Paso 3

Mezcla la harina, el polvo para hornear, el bicarbonato de soda, la sal y la canela en un tazón mediano.

Paso 4

Bate el azúcar y la mantequilla en un tazón grande para mezclar en velocidad alta hasta que quede ligero y esponjoso. Agrega los huevos uno a la vez, batiendo bien después de cada adición. Agrega el aceite y los plátanos machacados y mezclar bien. Agrega la mezcla de harina ½ taza a la vez hasta que todo está bien combinado.

Paso 5

Calentar el dulce de leche en el microondas en una jarrita o taza para medir líquidos hasta que esta fácil de vertir. Vierte mitad de la masa en el molde preparado. Rocía el dulce de leche sobre la masa. Vierte la masa restante sobre el dulce de leche y usa un cuchillo para hacer remolinos con la capa superior de masa y el dulce de leche.

Paso 6

Hornear durante 60 a 70 minutos hasta que al insertar un palillo en el centro, éste salga limpio. Dejar enfriar en el molde sobre una rejilla de metal por 10 minutos; retirar de molde y dejar enfriar completamente sobre la rejilla.

Por qué la gente lo ama