Costillas en Vino Tinto al Horno

Costillas en Vino Tinto al Horno
Dificultad
Fácil
Tiempo de preparación
20 minutos
Tiempo de cocción
190 minutos
Porciones
6 a 8 porciones
  • Una combinación de ingredientes tentadora hace que esta receta de Costillas en Vino Tinto al Horno sea inolvidable.

El ingrediente secreto

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 8 (aproximadamente 3 1/2 libras en total) de 3 a 4 pulgadas de largo, costillas de res con hueso bajas en grasa
  • Sal kosher y pimienta negra molida
  • 8 chalotas, peladas y cortadas por la mitad o 1 cebolla morada grande, picada
  • 6 dientes de ajo grandes, machacados y pelados
  • 1 botella (750 ml) de vino tinto seco
  • 2 tazas de agua
  • 2 cucharaditas de MAGGI Caldo Sabor a Res Granulado
  • 2 ramitas cada una de tomillo fresco, romero y salvia
  • 4 zanahorias grandes o chirivías, peladas y en rodajas gruesas o 1 libra de zanahorias bebé peladas
  • 2 cucharadas de agua
  • 1 cucharada de harina para todo uso
  • Puré de papas con rábano picante (opcional)

¡Hazla ya!

Paso 1

Precalentar el horno a 325º F.

Paso 2

Calentar el aceite en una cacerola grande resistente al horno a fuego medio-alto. Sazonar las costillas con sal y pimienta. Trabajando en lotes, agregar las costillas a la cacerola en una sola capa. Cocinear hasta que se doren por todos lados; transferir a un tazón grande. Escurrir todo menos 1 cucharada de grasa de la cacerola (si las costillas son bajas en grasa, no debería quedar más que 1 cucharada de grasa).

Paso 3

Agregar las chalotas a la cacerola; cocinar por unos minutos hasta que estén doradas. Agregar el ajo; cocinar por 30 segundos. Agregar el vino, 2 tazas de agua, el caldo, el tomillo, el romero y la salvia. Llevar a ebullición, moviendo los trozos marrones del fondo de la cacerola. Agregar las zanahorias a la sartén junto con las costillas y los jugos acumulados. Llevar a hervir; tapar y coloca en el horno.

Paso 4

Hornear, tapado, durante 2 ½ horas o hasta que las costillas estén muy tiernas y la carne se caiga de los huesos. Con unas pinzas, transferir las costillas, los chalotes y las zanahorias a un tazón grande. Quitar el aceite de los jugos de la sartén *. Combinar 2 cucharadas de agua y harina en un tazón pequeño; batir en la cacerola. Hervir los jugos durante 10 a 15 minutos o hasta que comience a espesarse (debe cubrir el dorso de una cuchara). Retirar y desechar los tallos de las hierbas. Regresar las costillas a la cacerola; verter la salsa encima. Servir sobre el puré de papas con rábano picante.
Consejo del cocinero
Una excelente manera de eliminar el exceso de aceite de la superficie es congelar los jugos de la cacerola durante unos 30 minutos. La grasa subirá a la parte superior, ¡lo que hace que quitarla sea muy fácil!