Platos principales
Platos principales

Chiles Rellenos con Cremosa Salsa de Tomate

Maggi
Chiles Rellenos con Cremosa Salsa de Tomate
Dificultad
Intermedio
Preparación 
20 min
Cocción 
45 min
Porciones
6 porciones
  • Prueba esta receta de chile relleno sin capear con tu familia. La salsa de tomate cremosa afina este platillo con la perfecta combinación de sabores.

El ingrediente secreto

Ingredientes

  • 6 chiles poblanos, enjuagados
  • 1 cucharada de Café Puro Soluble NESCAFÉ CLÁSICO
  • 2 cucharaditas de MAGGI Caldo Sabor a Pollo Granulado
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra recién molida
  • 3 cucharadas de aceite de canola, uso dividido
  • 1 libra de carne molida sin grasa
  • 1 taza de papa Russet finamente picada
  • 1 taza de cebolla amarilla picada, uso dividido
  • 3 dientes de ajo, finamente picados, uso dividido
  • 4 tomates Roma, uso dividido
  • 1/2 cucharadita de orégano Mexicano seco triturado
  • 1/2 taza de leche evaporada sin Grasa NESTLÉ CARNATION Evaporated Fat Free Milk

¡Hazla ya!

Paso 1

Asa los chiles directamente en el fuego, cambiando de posición con frecuencia usando pinzas, durante unos 5 minutos o hasta que estén carbonizados por todos los lados. Introdúcelos en una bolsa de plástico y pon a un lado para reposar al vapor durante 10 minutos. Usando tus manos, frota con cuidado y quita la piel carbonizada con agua corriente. Haz una rebanada de 3 pulgadas a lo largo de cada Chile. Con una cuchara, eliminar la mayor cantidad de las semillas y las venas que puedas. Coloca a un lado.

Paso 2

Combina los gránulos de café, 1 cucharadita de caldo y la pimienta en un tazón pequeño.

Paso 3

Calienta 2 cucharadas de aceite en una sartén a fuego medio. Agrega la carne molida, revolviendo con una espátula. Añada la mezcla de condimento; cocina, revolviendo con frecuencia, hasta que la carne pierda su color rosa. Agrega la papa; cocina por 5 minutos. Agrega ½ taza de cebolla y 1 diente de ajo picado. Cubre; cocina por 10 minutos o hasta que la papa esté tierna.

Paso 4

Pica 1 tomate; agrega a la mezcla.; cocina por 5 minutos más. Apaga el fuego; coloca a un lado y mantén cubierto.

Paso 5

Coloca los 3 tomates restantes en una cacerola mediana con suficiente agua para cubrir; hierve a fuego medio durante 10 minutos o hasta que la piel del tomate se comience a pelar. Retira del fuego y desecha el agua. Coloca los tomates en la licuadora; cubre. Mezcla hasta que queden suaves.

Paso 6

Precalienta el horno a 325 ° F.

Paso 7

Calienta la cucharada de aceite restante en una sartén grande a fuego medio. Añade la ½ taza restante de cebolla y el ajo picado restante. Cocina, revolviendo con frecuencia, durante 2 minutos o hasta que la cebolla esté tierna. Agrega la mezcla de tomates, la cucharadita de caldo restante y el orégano. Añade agua si es necesario. Hierve; retira del fuego y dejar enfriar durante 15 minutos. Añade la leche evaporada.

Paso 8

Coloca aproximadamente 1/3 taza de la mezcla de carne en cada uno de los chiles asados. Coloca en una fuente para hornear. Hornear durante 10 minutos.

Paso 9

Sirve cada chile relleno con 2 a 3 cucharadas de salsa de tomate cremosa.
Consejo
Guarda la salsa restante para otro uso.